Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

miércoles, 22 de marzo de 2017

(20170322) Circular Aduna-Ferrerias Atxulondo-Belkoain-Aduna.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc

Aduna.
Iniciamos subida.
Zona de postes indicadores y desvío.
Postes indicadores.
Postes indicadores.
Zona de Basopeta.
Con sus indicadores.
Fuente y asadores.
Mesas para pic-nic.
Lástima que fuese tan temprano.
Vistas sobre Hernio.
Ahora sobre Izarraitz.
Seguimos por cómodo camino.
Pasamos al lado de una balsa.
Otro aspecto de la balsa.
Aitzkurutzeta baserria.
Desvío derecha hacia la ferrería.
Por aquí nos desviamos.
Según bajamos encontramos otro indicador.
Continuamos bajando entre pinos.
Y seguimos bajando.
Una pequeña "erreka".
Mirando la "erreka".
Nos desviamos hacia la derecha.
Continuamos por un entorno sombrío y bonito.
Una pequeña borda.
Está al lado de esta "erreka".
Posiblemente corresponde a la protección de algún elemento como antiguas bombas o similares,  para canalizar el agua.
Llegamos a unas ruinas que no sabemos a qué corresponden.
¿Serán antiguos edificios de la ferrería?
¿Será un caserío abandonado?
Únicamente se conservan las paredes.
Pero son paredes hermosas.
Llegamos a la zona de la ferrería Atxulondo.
Paredes.
Pequeños saltos.
Pozas.
Salidas de escombro o de agua.
Paso de agua.
Más ruinas.
Más paredes.
Después de más de 400 años y sigue en pie.
Otra pared.
Más paredes.
Arroyo Abalotza.
Lo cruzamos por este lado.
Y comenzamos a subir.
El sendero es estrecho pero muy bonito.
Una borda al lado del caserío Garate.
Garate baserria.    En la actualidad es un estudio de grabación.
Otro aspecto del caserío.
Calera Erdoizta.     Está muy bien reconstruida.
Es propiedad privada.
El fondo de la calera.
La boca.
Panel informativo de la calera.
Zona de cruce hacia Belkoain.
El cruce.
Subimos por la ladera hacia el vértice geodésico.
Vértice geodésico de Belkoain.
Vértice.
Dolmen de Belkoain.
Indicador del dolmen.
Y aquí está "Txuri", que nos acompaña desde Garate baserria.
No nos deja y además nos espera en los cruces.
Cruz de Belkoain.
Buzón en Belkoain.
Interior del buzón.
Y sigue esperándonos.
Un poco antes de llegar a Aduna ha tomado un atajo y no le hemos vuelto a ver.
Agur "Txuri", beste bat arte !!!
Trincheras reconstruidas que corresponden al frente de esta ladera de Belkoain. 
Otra trinchera un poco más abajo.
Otro cruce de caminos con indicadores.
Zona del cruce de caminos.
Continuamos bajando por pista.
Un detalle primaveral.
Una de las sidrerías cercanas al pueblo de Aduna.
Existen dos sidrerías, una junto a la otra.
Llegamos al punto de inicio.


Para el día de hoy y condicionados por el pronóstico del tiempo nos hemos inclinado por hacer una vuelta corta por los alrededores de Aduna, visitando las antiguas ferrerías de Atxulondo, la calera Erdoitza y el monte Belkoain.

Hemos comenzado a andar desde el centro de Aduna y en un primer momento en dirección a las "sagardotegis",  para continuar subiendo por pista hasta que llegamos a un cruce con unos postes indicadores con las marcas de la PR-GI-119 Aduna-Belkoain.
Seguimos por la PR en dirección a Basopeta en donde nos encontramos en un pequeño collado con mesas de madera para pic-nic, asadores y una magnífica fuente.

En este punto cambiamos la PR y continuamos por la PR-GI-117 Camino de Zárate.
Continuamos por cómodo camino y pasamos al lado de una bonita balsa y poco después pasamos al lado de Aitzkurutzetako baserria, precioso caserío muy bien restaurado.
Pocos minutos después llegamos a un desvío hacia la derecha donde hay unos indicadores y seguimos dirección Atxulondoko Burdinola.
Continuamos dirección Noroeste y descendiendo para desviarnos nuevamente hacia la derecha y llegar a una especie de pequeña borda, que parece ser es el abrigo de una antigua bomba de agua ya que está situada al lado de una bonita "erreka".

Continuamos bajando y pasamos al lado de unas ruinas que no sabemos si se trata de un antiguo caserío o de algunas edificaciones de la ferrería.
Seguimos bajando hasta llegar a la "erreka" Abalotz y a las ruinas de la antigua ferrería de Atxulondo.
Teniendo en cuenta que esta ferrería se puso en marcha a finales del siglo XV y se cerró en la segunda mitad del siglo XVII, los restos que quedan se conservan muy bien.
Todavía se puede apreciar zonas de salidas de agua y parte de los antiguos muros, así como las zonas en las que procedían al lavado de las piezas elaboradas.


La primera cita que existe sobre esta ferrería se remonta a 1470.   Siempre fue propiedad del ayuntamiento de Zizurkil y junto con el molino y el caserío contiguos, se ponía en alquiler para que alguien pudiera explotar los ricos bosques del lugar.         
En 1625 como se encontraba en pésimas condiciones nadie quiso cogerlo en renta y dejó de producir hierro. 
Hoy, en este bello y misterioso lugar podemos contemplar los restos de las construcciones y el salto de agua.  

Después de unas cuantas fotos de los alrededores continuamos avanzando y cruzamos la "erreka" por un paso con piedras. 

Ahora seguimos dirección Sur hasta un punto en el que nos desviamos hacia el Oeste para llegar al "baserri" Garate, un antiguo caserío totalmente reformado que en la actualidad es un estudio de grabación.       

Aparece en la red como Garate Studios,  ofreciendo sus instalaciones como estudio de grabación para grupos musicales, etc.

Desde aquí tomamos nuevamente dirección Sur para pasar al lado de la calera Erdoitza, totalmente restaurada y magnífica. 


La calera es una construcción aneja al caserío, es un horno en el que se hacía la cal viva a base de capas alternas de piedra caliza y leña.          A éstas se les prendía fuego por la parte inferior y había que alimentarlo de leña varios días.         
La cal que obtenían la utilizaban para diferentes funciones: Abono de la tierra, desinfección de establos o blanqueado de las paredes de las casas. 
Quemando piedra caliza en estos hornos y utilizando como combustible argoma, brezo y otros arbustos recogidos del monte, se obtenía la cal. 
Para este trabajo era necesario el esfuerzo de más de una familia, por ello, la calera era en muchos casos de carácter comunal, motivo por el cual estaban situados a la vera del camino vecinal. 
La cal obtenida se distribuía entre los vecinos a partes iguales.       Para ello se pesaba sobre un balancín, en uno de los extremos se colocaba una piedra crecida y en el otro una cesta llena de cal. Era una práctica habitual que los trabajos vecinales terminaran en un ágape festivo.

Pasamos por un cruce de caminos con la indicación de Belkoain y continuamos un poco en subida hasta que nos desviamos por la ladera y entre unas cuantas zarzas para llegar a la zona cimera de Belkoain, primero al vértice geodésico, después pasamos por el dolmen y poco después llegamos a la cruz de Belkoain.

Comenzamos a bajar y pasamos por una zona de antiguas trincheras de la guerra civil y poco después llegamos a un cruce de caminos con unos indicadores. 
En este punto tomamos dirección Sur y llegamos a la zona de Basopeta. 
Desde aquí y por el mismo camino que hemos tomado para subir, llegamos al punto de inicio.

Una vez en el punto de inicio nos ponemos cómodos y nos dirigimos a comer al "aterpetxea" del pueblo.     

En un primer momento tomamos un pequeño aperitivo a la espera que nos hagan sitio en el comedor.      
Sorprendentemente está lleno y vemos como la llegada de comensales es constante.
Pensamos en nuestro interior:      ¡Se comerá de "cine"!
Nos sentamos en una mesa y nos atienden con prontitud y muy amablemente, por lo que nos disponemos a dar buena cuenta de lo siguiente:
- Alcachofas con almejas y también patatas a la riojana.
Las alcachofas tenían bastantes almejas, pero pocas alcachofas.
Las patatas a la riojana tenían muy buena pinta.
Como segundo hemos tenido más variedad:
- Dorada al horno, carne guisada, filete de cerdo, lomo de cerdo adobado, etc., etc.
No parece que hubiese demasiados problemas.
Unos postres "caseros", cafés y unos pocos "digestives".
Todo lo anterior perfectamente regado con un buen caldo navarro de San Martin de Unx, un poco de sidra y algo de "gure gaxeosie".

El recorrido no tiene ninguna dificultad, los caminos son amplios y claros, salvo la subida hacia la zona del vértice geodésico de Belkoain.      La mayor parte del camino está marcado por las diferentes PR's e incluso con las marcas blancas y verdes de un sendero local, pero de cualquier forma hay muchos cruces y bastantes cambios de dirección, por lo que se hace aconsejable la utilización de GPS con un buen "track". 

Hemos comenzado a andar desde el centro de Aduna sobre las 8 horas y terminado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 10 minutos.
El tiempo efectivo utilizado en el recorrido ha sido de unas 4 horas y 27 minutos a una media de 3,2 kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, agua, cambio de ropa, "hamaiketako", etc., ha sido de unos 43 minutos.
El desnivel total acumulado tanto en ascenso como en descenso ha sido de unos 634 metros.
La longitud total del recorrido ha sido de unos 14 kms.

Para llegar a Aduna desde Donostia hemos utilizado vehículo propio y a través de la N-I hasta llegar a Andoain y por la salida de Sorabilla por la GI-3610, hasta llegar al cruce con la GI-3022, que nos deja en Aduna.