Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

miércoles, 13 de junio de 2018

(20180613) Circular Lezo Xoxolurra a Alarguntza a nuestro aire.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc



Comenzamos el recorrido.
 Por senderos estrechos.
 Ahora parece una pista.     Con rueda y todo.

 Gure Borda.



 Antigua cantera Sarasti.


 Amezti baserria.


 Asador Elortegi.

 Desde aquí tomamos un sendero casi oculto.

 Llegamos al Camino de Santiago que viene desde Guadalupe.


 Una buena fuente.
 Torreazpi potzua.

 Charca sin "glamour".
 Pequeño collado.
 Depósito Iparraguirre.


Para hoy el pronóstico del tiempo era muy malo, también, por lo que hemos elegido una vuelta un tanto curiosa y por terrenos poco conflictivos.
Hemos decidido dar una vuelta por la zona de Lezo y sus límites con el monte Jaizkibel.
Comenzamos a andar desde el centro Lezo y después de pasar al lado de la ikastola continuamos ascendiendo y,  a veces,  pasando al lado de postes indicadores del sendero de Xoxolurra a Alarguntza y otras veces abandonando los mismos y siguiendo por otros, a nuestro aire.

Habitualmente este recorrido suele hacerse en sentido contrario al nuestro, pero hoy nos ha dado por ahí.

Hemos pasado por una casa que en la entrada figuraba el nombre de Gure Borda y continuando en suave ascenso pasamos al lado de la antigua cantera Sarasti y un poco más adelante por el antiguo caserío Amezti.
Seguimos nuestro camino y llegamos a la zona donde se encuentra el asador Elortegi y poco más adelante comenzamos a girar para por un estrecho sendero subir hasta la pista que corresponde con el Camino de Santiago que viene desde Guadalupe.
Comenzamos a volver por cómoda pista de arenisca del Camino de Santiago. 

Seguimos por la pista y pasamos al lado de una hermosa fuente en la que paramos unos minutos para comer algo de fruta, frutos secos, etc.
A los pocos minutos continuamos y la pista nos lleva hasta el Pozo de Torreazpi.

Este pozo fue creado por el Ayuntamiento de Lezo con la ayuda del Gobierno Vasco para atraer anfibios, aves e insectos acuáticos, ya que es una zona de escasas marismas.
En este punto abandonamos el Camino de Santiago y comenzamos a bajar en fuerte pendiente y estrecho sendero para primero pasar al lado de una charca y poco después llegar a un pequeño collado.
Continuamos bajando y llegamos al antiguo depósito de agua de Iparraguirre, que fue construido en 1.915. 
Un poco más adelante ya llegamos a las primeras casas del casco de Lezo y de esta forma a nuestro punto de inicio. 

Nos hemos cambiado las botas e intentado quitarnos un poco del barro que teníamos encima, antes de dar una vuelta por el casco viejo de Lezo y visitar la Basílica del Santo Cristo y posteriormente alguna que otra "ermita" más.

En la plaza del pueblo está la Basílica del Santo Cristo. 
En sus inicios no era más que una ermita.      El pórtico tenía un vallado de madera y dentro se podía ver el Cristo Crucificado. 
La imagen es de estilo bizantino, del s. X, y tiene una particularidad: no tiene barba.
En el siglo XVI hubo un supuesto milagro y como consecuencia, la devoción por la imagen ser extendió a toda Euskal Herria. 
Así, en el lugar donde se encontraba la ermita se construyó la basílica renacentista que conocemos hoy día.
Se puede decir que el Santo Cristo de Lezo es una de las figura religiosas más conocidas de Euskal Herria.

Según los expertos, la talla del Santo Cristo de Lezo tiene un alto valor artístico, pero sin ninguna duda, lo que durante años ha atraído la atención han sido las numerosas leyendas que se han creado alrededor de él.
Según la leyenda, la imagen apareció flotando en la bahía de Pasaia en el siglo XV. 
En esa época se tomó el suceso como una señal divina, y por tanto, no es de extrañar que los habitantes de Pasaia, Rentería y Lezo lo quisieran para sí. 
Se dice que entre tantas disputas se olvidaron del Cristo y he aquí lo sorprendente: cuando abrieron la caja de nuevo, la imagen había desaparecido.
Un poco más tarde encontraron la imagen donde hoy en día está el pequeño templo.     Así, todas las dudas quedaron atrás, y decidieron que era ahí donde se tenía que quedar la imagen. 
Sin embargo, un vecino de Pasaia no se conformó con la decisión divina, y pensaba que algún vecino de Lezo había robado la imagen.    Entrada la noche, decidió quitarle los clavos y llevar la imagen a San Juan.           Nada más llegar, sucedió otro supuesto milagro divino. 
Una tormenta sacudió la comarca, a pesar de no ser lo más habitual en esa época del año. 
Cuando el pasaitarra abrió la caja vio partir al Cristo hacia Lezo. 
Así, finalmente determinó devolver la imagen a Lezo, y la tormenta cesó.

En el sitio que mejor nos ha parecido y que ya daban de comer, nos hemos sentado y nos han servido lo siguiente:
- Ensalada mixta, patatas a la riojana y garbanzos con algo de sustancia.
- Como segundos hamburguesa con todo, gallo al horno, albóndigas en salsa e hígado encebollado.
Postres variados pero no caseros y cafés.        Hoy no ha habido "digestive".
!Esto empieza a parecerse a la caída del imperio romano¡.      
Nos han sorprendido con un vino joven en frasca, que estaba bastante bien, aunque algunos han considerado necesario utilizar un poco de "gure gaxeosie".
Unos minutos de agradable sobremesa y a nuestros respectivos domicilios.


Hemos comenzado a andar sobre las 8 horas y terminado en el mismo sitio sobre las 12 horas.
El tiempo efectivo empleado en el recorrido ha sido de unas 3 horas y 45 minutos a una media de 3 kms./hora.
El tiempo dedicado a agua, fotos, descansos, "hamaiketako", etc., ha sido de unos 20 minutos. 

El desnivel total acumulado tanto en ascenso como en descenso ha sido de unos 373 metros.
La longitud total del recorrido ha sido de unos 10,5 kms.


El recorrido no tiene mayor problema técnico salvo el barro en algunas ocasiones,  que hace que tengamos que avanzar con cuidado, pero con terreno seco no hay problemas.
Aunque hay postes indicadores para el camino, en nuestro caso hemos ido por diferentes senderos y caminos que no están señalizados, por lo que es necesario el uso de GPS con un buen "track".