Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

lunes, 10 de abril de 2017

(20170410) Circular Anboto desde Arrazola.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc

Todavía las nubes están bajas cuando llegamos a los primeros postes indicadores.
Poco a poco y a medida que vamos subiendo las nubes desaparecen.
Llegamos a Errekaundi.
Otra vista sobre Errekaundi.
Buzón de Andasto.
Valle con nubes desde Andasto.
La casi perfecta pirámide de Anboto.
Más nubes.
Contemplando vistas desde Andasto.
Al fondo vemos Udalatx.
Otros postes indicadores.
Una borda en Zabalandi.
Postes indicadores en Zabalandi.
La mole hacia donde nos dirigimos.
Por aquí comenzaremos la subida.
Según subimos vemos a lo lejos Gorbeia.
Por aquí estamos subiendo.
De vez en cuando un descanso.
Marcas en las rocas que indican el camino menos malo.
Seguimos subiendo por esta pared.
Aunque no lo parezca, sí     ¡Es una pared!
Ya casi estamos arriba.
Los buitres vienen a visitarnos.
Parte del cresterío de Anboto.
Buzón de Anboto.
Cima de Anboto.
El buzón.
Otra vista del buzón.
El otro lado del cresterío.
Foto de "family" en Anboto.
Impresiona   ¿Verdad?
Zona de Pagozelai.
Aterpea.
Larranoko borda.
Larranoko borda.
Conocida como Ermita de Santa Bárbara.
Comenzamos la bajada.
Empezamos a dejar las crestas.
Por el otro lado.
Al fondo volvemos a ver Udalatx entre bruma.
Abajo Arrazola.
Una bonita fuente al entrar en el "bidegorri".
Ermita de San Roke y lugar donde hemos aparcado el vehículo.
Interior ermita San Roke.
Ermita San Roke.


Aprovechando el magnífico día de hoy hemos dado una bonita vuelta por Anboto y su cresterío, saliendo desde la ermita de San Roke en Arrazola.

La ermita y humilladero de San Roke es una construcción de estilo neoclásico con la típica portalada de barras de madera que dejan ver el santo.

Esta dedicada a San Roke , pero su fiesta principal es San Gregorio (9 de mayo), fecha en la que se bendicen las aguas que mejorarán las cosechas.
Desde la ermita se aprecia en las alturas, empequeñecido por la distancia, el ojo natural del Anboto denominado Bentanako Begia.

En frente, al otro lado del río, se encuentra el imponente caserío Makatzeta, ahora convertido en restaurante.


La anteiglesia de Arrazola es desde desde 1962 un barrio del municipio vizcaíno de Atxondo,  y forma parte de la comarca del Duranguesado.

Hasta la fecha de su fusión con las otras anteiglesias que conformaron Atxondo, Axpe Marzana y Apatamonasterio, era un municipio independiente y en tiempos de la Merindad de Durango formaba parte de las Juntas con voz y voto.

Como todas las anteiglesias, su origen se hunde en los de la Tierra Llana de Bizkaia; por ello no hay datos de su fundación, pero los restos prehistóricos encontrados en las cuevas de las cercanías atestiguan que estas tierras han venido siendo pobladas desde la más remota antigüedad.
En sus inmediaciones hubo hasta principios del siglo XX minas de hierro y cobre; para su explotación se construyó un ferrocarril minero que fue desmantelado en los años 1960 y convertido en paseo peatonal (bidegorri) en la década de 1.990.
Hay varios molinos hidráulicos bien conservados, así como ejemplares de arquitectura tradicional vasca muy interesantes, destacando el caserío considerado más antiguo de Bizkaia.


Desde la zona de la ermita de San Roke nos hemos puesto en marcha por el "bidegorri" hasta cerca del pueblo de Arrazola y después de cruzar la carretera comenzamos a subir por una pista cementada hacia el caserío Mendia.       Pasado éste,  también pasamos al lado de otros más.

Llegamos a una zona en la que existen unos postes indicadores con las rutas de la GR-123 Vuelta a Bizkaia y la PR-BI-85 Vuelta a Anboto.            Nosotros tomamos la PR en dirección a Zabalandi. 

Continuamos subiendo y pasamos a través de un bonito hayedo y llegamos a juntarnos con el arroyo Errekaundi.          
Seguimos ascendiendo y a nuestra izquierda comenzamos a ver la cima de Andasto. 
Nos desviamos un poco para llegar a la cima y después de unas cuantas fotos volvemos sobre nuestros pasos para continuar nuestro camino hasta que llegamos a otros postes indicadores con los mismos datos que en los anteriores.
Giramos 90 º y nos dirigimos hacia Zabalandi para una vez en el collado dejar la pista y desviarnos hacia la derecha y comenzar la auténtica ascensión por la cara Sur.

Tenemos que subir toda la ladera de piedra hasta alcanzar la cima de Anboto. 
La ladera es muy pendiente y es necesario utilizar pies y manos para ayudarte. 
!Todo se hace necesario¡                  
Seguimos unas marcas rojas que nos llevan por las mejores zonas y otras veces nos guiamos por los diferentes "kairns",  que vamos viendo en la ascensión.
Esta ladera nos ha hecho sudar la gota gorda e incluso parar varias veces, con la excusa de tomar alguna que otra foto.
Al final llegamos a la cima de Anboto y después de unos minutos para saborear la cima y contemplar las vistas, continuamos nuestra ruta.
En un primer momento la idea era continuar por el cresterío hasta Larrano, pero después de comprobar lo dura que ha sido esta ladera y que tampoco vemos muy claro el sendero de la cresta, decidimos bordear y llegar a Larrano desde un camino lateral bastante más cómodo y seguro.

Pasamos por el col de Pagozelai con sus indicadores, después por una gran borda que en los mapas aparece como un "aterpe" y continuando camino llegamos a Larranoko borda y a la ermita de Santa Bárbara.

En la zona próxima a la ermita nos paramos unos minutos para descansar a la sombra y poder comer algunas galletas,  barras energéticas, etc., que ya nos hacen falta.

Desde aquí y sin hacer cima en Larrano comenzamos a bajar por senderos poco visibles pero en continuo descenso. 
El camino no es cómodo, tiene bastante piedra suelta y por momentos hay algunas rocas excesivamente gastadas por el uso y a veces resbaladizas.
Continuamos bajando y a veces podemos observar algunas marcas blancas y amarillas de la PR-BI-85. 

Según bajamos vamos viendo la imponente figura de Udalatx por un lado y detrás nuestro la no menos imponente figura de Anboto.
Poco a poco llegamos a las proximidades del pueblo y nos dirigimos hacia el "bidegorri" con intención de volver al punto donde hemos aparcado el vehículo.

Una vez en la zona de la ermita de San Roke nos refrescamos y nos ponemos cómodos,  con intención de volver a nuestros respectivos puntos de origen.

Hemos comenzado a andar en la zona de la ermita de San Roke sobre las 8 horas y 43 minutos y terminado en el mismo sitio sobre las 16 horas y 33 minutos.
El tiempo efectivo utilizado en el recorrido ha sido de unas 6 horas a una media de 2,7 Kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, agua, descansos, "hamaiketako", etc., ha sido de 1 hora y 52 minutos.

El desnivel total acumulado tanto en ascenso como en descenso ha sido de unos 1.216 metros.
La longitud total del recorrido ha sido de unos 15,5 kms.

El recorrido tiene la dificultad de la ascensión de la última ladera desde Zabalandi hasta la cima del Anboto, que es piedra y es necesario ayudarse, a veces, de las manos.
La bajada desde Larrano es bastante empinada y requiere precaución.
Hay bastantes cruces y no en todos los sitios existen marcas lo que hace muy recomendable el uso de GPS con un buen "track".

Para llegar a Arrazola hemos tomado la AP-8 hasta Durango para posteriormente salir en la salida 84 y tomar la N-636 hasta Apatamonasterio y después de la BI-4332 que nos lleva a Arrazola.