Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

(20141126) Circular por la Sierra de Oskia desde Atondo.

Para descarga y detalles del track haga clic en el icono de inicio.

Desde Atondo un poco antes de iniciar el recorrido.
Buscando el desayuno.
Primer paso con "langa".
Marcas de la GR-220 Vuelta a la cuenca de Pamplona.
Panorama de Atondo según subimos.
Atondo un poco más abajo.
Siguen las nubes.
Sigue siendo bonito, a pesar de las nubes.
Piedras y encinas.
Más marcas en las rocas.
Sendero entre rocas.
Buzón de Bizkai que indica Oskia.
El otro buzón.
Posando uno.
Y el otro.
Las vistas magníficas, como se puede ver.
La Peña del Mayo.
Uno de los numerosos puestos de caza en el cresterío de la sierra de Oskia.
Seguimos por la cima entre encinas y robles.
El sendero se abre.
Color por todos los lados.
Más color.
Comenzamos a bajar por el tendido eléctrico.
"Aska" cerca de Ochovi.
Iglesia de Ochovi.     Siglo XIII.
Atrio gótico.
Entrada principal.
Vista de conjunto.
Panorama de la plaza de la iglesia.
Casa señorial restaurándose.
Otra casa palaciega.
Cruzamos las vías del tren.
Seguimos viendo Txurregi y Gaztelu.
Iglesia de Lete.
Frontón de Lete.
Casa señorial en Lete.
Nos alejamos del pueblo.
A lo lejos el Monasterio de Yarte.
Monasterio de Yarte.
Panorama del pueblo de Lete.
Detalle de la iglesia románica del conjunto de Yarte.
Edificio de Yarte en ruinas.
Frutos silvestres.       ¿Es un serval?
Ricas bellotas.     Nos faltan los cerdos de la semana pasada.
Volvemos a cruzar las vías del tren.
Apetitosas.    ¿A que sí?
Ruinas de la ermita de Ntra. Sra. del Rosario de Artiza.   Perteneciente a Ochovi.
Otro detalle de las ruinas.
Parece un tragaluz de un antiguo ábside.
Panorama de la zona.
Volviendo a Atondo.
En Atondo.

Hoy nos ha fallado el 50 % del grupo, por lo que los que nos hemos quedado y de la manita, hemos decidido realizar esta bonita excursión.
Los días anteriores no daban un buen pronóstico para hoy, aunque a medida que avanzaba la semana parecía que el pronóstico mejoraba.         
También teníamos otra opción por Jaizkibel,  pero en vista del tiempo decidimos pasar Dos Hermanas y dirigirnos a la zona de la Sierra de Oskia.
Quedamos citados a una hora no habitual y debido a esto, tuvimos un pequeño desajuste horario.
Todavía de noche y además lloviendo, nos pusimos en marcha dirección Irurtzun.        Entre el tráfico, la oscuridad, la lluvia, pero sobretodo la "berza" del conductor............., nos pasamos el desvío a la A-15 en Andoain.            No tuvimos más remedio que continuar hasta Altsasu y allí tomar la A-10 hasta Irurtzun.         Nos metimos en el pueblo para tomar la NA-7010 y sobre el km. 18 nos desviamos al pueblo de Atondo.
Hasta llegar a Atondo no paró de llover.      No teníamos muy claro cuánto nos íbamos a mojar.
Afortunadamente, al aparcar el vehículo dejó de llover y no cayó agua hasta que volvimos a coger el coche.
Atondo es un pueblo que debe estar clavado en el suelo, ya que teniendo en cuenta que todas sus casas e iglesias están en una gran pendiente, no se caen.           Dimos un par de vueltas para elegir un sitio adecuado en el que aparcar el vehículo.      Al final, lo encontramos.          En cuesta, por supuesto.
Ahora nos damos cuenta por qué no vimos a nadie en el pueblo.       !Habían huido¡     
!Tienen miedo a que las casas se caigan hasta las vías del tren¡
Nos preparamos para iniciar el recorrido, botas, mochilas, GPS, etc. y nos pusimos en marcha atravesando el pueblo en fuerte pendiente, por supuesto, hasta que nos adentramos en un hermoso encinar en el que por bonitos senderos que de forma contundente y sin pausa, se dirigían hacia la parte alta de la sierra.     
Tuvimos que pasar una bonita "langa" mientras los senderos discurrían entre rocas y encinas.
Al final y después de buena pendiente (sobre el 17,5 %), llegamos a la zona de la Punta del Mayo, continuamos hacia la izquierda con intención de llegar a la cima de Bizkai.      
Después de las fotos de rigor (entre nosotros) y de un poco de imaginación para suponer lo que podríamos ver desde la cima................., volvimos por nuestros pasos para continuar por la parte alta de la sierra hasta llegar al pueblo de Ochovi.       
Por el camino tuvimos tiempo de comentar casos de actualidad.     Por supuesto temas de corrupción, caso Arzobispo de Granada y clan de los Romanones, violencia de género, etc., etc.
Conclusión:       Todos son unos "cabrones" menos nosotros dos.
Llegamos al centro del pueblo y tampoco vimos a nadie.         
Creo tienen el mismo problema que en Atondo.       Nos dirigimos a la iglesia que es un bonito templo de la segunda mitad del siglo XIII dedicado a San Juan Bautista.       Tiene un magnífico atrio de bóveda gótica.        También nos encontramos con una preciosa casona palaciega con el nombre de Jauregi etxea.
Aprovechamos la hora y las escaleras de acceso a la iglesia para comer algo y beber agua.
A los pocos minutos continuamos camino para cruzar las vías del tren y cambiar de sentido para dirigirnos hacia el pueblo de Lete.     Desde Lete nos desviamos un poco hasta el Monasterio de Yarte, donde merece la pena detenerse un momento para admirar el templo románico, que parece ser está declarado como "Bien de interés cultural".          La iglesia, totalmente cerrada, parece que está restaurada.     El resto de los edificios están en ruinas.      El monasterio debió de ser de las monjas de Santa María de Yarte y la iglesia y los edificios originales se remontan a la segunda parte del Siglo XII.
Unas cuantas fotos de la zona y volvemos para intentar cruzar las vías del tren, nuevamente.     En esta parte nos complicamos un poco y acabamos subiendo a las vías por sendas poco recomendables.
Desde un cruce de caminos un poco después del monasterio, podemos ver las marcas de GR, nuevamente.      Si en lugar de lo que hemos hecho nosotros, seguimos las marcas, nos llevarán hasta el pueblo de Atondo de vuelta.
Una vez pasadas las vías nos encontramos con unas ruinas sin ninguna indicación.     Parecen de una antigua ermita.     Después de una pequeña investigación llegamos a la conclusión que se trata de las ruinas de la ermita de Ntra. Sra. del Rosario de Artiza, que pertenece a Ochovi.
Llegamos a una pequeña carretera que comunica Atondo con Ochovi y por la misma llegamos al punto de inicio.
El recorrido ha sido muy bonito.      Desde el principio seguimos las marcas de GR, que pertenecen a la GR-220 "Vuelta a la cuenca de Pamplona" y desde Atondo nos llevan hasta Ochovi pasando por Bizkai.       En Ochovi las abandonamos.         Posteriormente y cerca del Monasterio de Yarte, vuelven a aparecer en sentido Atondo.         El camino no tiene dificultad alguna y es bastante agradable (supongo que con sol tiene que ser la "leche").       Tenemos fuentes en los pueblos por los que pasamos.          
Un poco antes de llegar a Ochovi nos encontramos con senderos con abundante barro,  pero que son fácilmente salvables.

Después de ponernos cómodos y refrescarnos un poco nos ponemos en marcha dirección Irurtzun, con intención de sentarnos a comer lo que nos den.         Según pasamos por el pueblo de Errotz vemos un letrero con el nombre de Bar Restaurante Oskia.      Sin pensarlo mucho nos desviamos y llegamos hasta la puerta.       Está abierto y además nos pueden atender.           En dos minutos estamos dentro tomando un blanco con aceitunas.
Nos sentamos y nos obsequian con lo siguiente:
-Pochas con guindillas.           !Sensacional¡
-Como segundos pinchos morunos y conejo a la cerveza.          !Bastante bien¡
-Postres variados, café y algo de "digestive".
Lo anterior perfectamente regado con un tinto joven procedente de las tierras de Castilla y denominado Don Hugo.             En cuanto consigamos descongelar el vino os haremos un pequeño resumen sobre sus características enológicas.
Lo cierto es que nos atendieron muy bien y además fueron muy agradables.          Para volver.
Después de una ligera sobremesa nos pusimos en marcha dirección a nuestros respectivos domicilios.
También tuvimos lluvia en el camino de regreso.          No sabemos si tuvimos suerte o que nuestro encargo surtió efecto.


Hemos comenzado a andar sobre las 8 horas y 52 minutos y terminado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 50 minutos.
El tiempo efectivo utilizado en el recorrido ha sido de unas 4 horas a una media de 3,6 kms./hora.
El tiempo dedicado a descansos, fotos, "hamaiketako", etc., ha sido de 1 hora aproximádamente.
El desnivel total acumulado tanto en ascenso como en descenso ha sido de unos 475 metros.
La longitud total del recorrido ha sido de unos 14,1 kms.

Hemos utilizado vehículo propio para llegar al pueblo de Atondo.   Desde Donostia tomar la N-I y después la A-15 hasta Irurtzun.       Hay que entrar al pueblo de Irurtzun y tomar la carretera NA-7010 y a la altura del km. 18 hay una desviación a la izquierda que sube al pueblo de Atondo.

2 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para vosotros, para vuestros compañeros de ruta o para los lectores de vuestra web, tengo publicado el siguiente blog:
    plantararboles.blogspot.com.es
    Se trata de un manual sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas producidas por los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Luis. Lo tendremos en cuenta.

      Eliminar