Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

viernes, 1 de junio de 2018

(20180106) Ancares 2ª etapa - Camping Burbia-Las Algueiras-Campo del Agua-Porcarizas-Teixeira.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc


Saliendo de Burbia con abundante lluvia.


 Primer desvío a la derecha en dirección a Las Algueiras y Campo del Agua.



 Segundo desvío a la derecha, pero éste de 180 º.


 Llegamos a una buena pista o carretera.

 Desvío a la izquierda siguiendo los indicadores.


 Este puente era un peligro.       
 Con "crampones" también hubiese tenido dificultad.
 Llegamos a una pista pero la lluvia sigue.


 Postes indicadores.
 Nos desviamos hacia Las Algueiras.
 Llegando a Las Algueiras.

 Es un despoblado y en la actualidad sus edificios son utilizados para el ganado.



 Abajo parte de Las Algueiras.



 Entramos en Campo del Agua.

 Barrio El Regueiral.



 Ermita de la Asunción en Campo del Agua.


 Lo que queda de una antigua palloza.


 Una pequeña ornacina en un promontorio.
 Esta bajada resultó "divertida".       Primero pizarra mojada.
 Después piorno y brezo.
 Con agujeros que no se veían a causa del piorno y el brezo.
 Al final conseguimos llegar a la pista.




 En Porcarizas.

 La etimología del nombre del pueblo se debe a que existieron muchas pocilgas de cerdos en el lugar.


 Un puente.



 Un pequeño collado antes de iniciar la bajada a Teixeira.



 Teixeira.
 Casa en donde nos alojamos.

En cuanto amaneció ya vimos que no iba a ser un buen día. Estuvo lloviendo toda la noche y se hizo de día de la misma manera.
Tuvimos que esperar que llegasen del pueblo para poder desayunar, ya que nadie vive en el camping.
Un poco más tarde de lo esperado,  pero llegaron. 
Pudimos desayunar algo caliente y ponernos en marcha totalmente equipados con ropa de agua, pero así y todo llegamos a Teixeira completamente empapados.

Salimos del camping y atravesamos todo el pueblo para iniciar una subida en dirección al Castro de Peñatallada. 
Al principio tuvimos un primer desvío a la derecha siguiendo unos indicadores de Las Algueiras, que se refiere a un antiguo despoblado.
Pocos minutos después tenemos otro desvío a la derecha,  pero esta vez de 180 º.
Continuamos avanzando y llegamos a una especie de carretera o pista bien acondicionada. 
Unos cinco minutos más tarde tenemos otro desvío a la izquierda siguiendo unos indicadores de Las Algueiras y del Campo del Agua.

Más adelante tenemos que atravesar un puente muy precario y muy resbaladizo. 
Al estar totalmente mojado era muy difícil mantener el equilibrio.
Tuvimos que cruzarlo con mucha precaución. 
Con terreno seco no debe existir mayor dificultad.
Continuamos nuestro avance y llegamos a una pista y poco después a unos postes indicadores de La Mirada Circular.
En este punto tomamos el desvío hacia Las Algueiras para contemplar un despoblado y las construcciones que quedan.

Las Algueiras:
Este despoblado se encuentra en el término municipal de Vega de Espinareda y entre Burbia y Campo del Agua y en la actualidad sus edificios son utilizados por el ganado.


Desgraciadamente la lluvia persiste.       Nos refugiamos unos minutos en uno de los recintos y poco después seguimos. 
Decidimos retroceder hasta la pista para continuar ya que el sendero que podría avanzar sin retroceder no está muy claro y además se ve bastante cerrado.
Desde aquí el camino es totalmente en ascenso, pasando al lado de la Cruz do Pando y también de otros postes indicadores de La Mirada Circular que nos indican la dirección de Campo del Agua y también la del pueblo de Porcarizas.

Continuamos avanzando y llegamos a un gran cartel anunciador del Campo del Agua, pero primero pasamos al lado de una fuente y por unas casas del Barrio del Regueiral, para posteriormente llegar a una bonita ermita.
Permanecemos unos minutos en un pequeño soportal de la ermita esperando que dejase de llover, pero ni por esas.
Por los alrededores comenzamos a ver las diferentes casas antiguas y de labranza, otras nuevas y preparadas de la zona llamada Campo del Agua.
Teóricamente en esta zona debieron existir bastantes pallozas antiguas, pero la verdad es que únicamente vimos una y sin la techumbre.

Campo del Agua
Es una aldea perteneciente al ayuntamiento de Villafranca del Bierzo.
Fue una antigua aldea que quedó casi totalmente despoblada cuando sus habitantes se trasladaron a la cercana localidad de Aira da Pedra.   
Pasado el tiempo, los habitantes de Aira da Pedra utilizaron el lugar de Campo del Agua como braña (campos de pasto) de verano. 
Más tarde el enclave creció con los barrios El Regueiral, Las Valiñas y Campo del Agua propiamente dicho, e incluso se construyó una iglesia consagrada a San Bartolomé y una ermita dedicada a la Asunción.
Durante mucho tiempo ofreció en Los Ancares el conjunto más amplio de casas con teito (pallozas), cabañas y hórreos ancestrales.
Pero en el año 1.989 toda la aldea ardió hasta los cimientos tras haber sido restaurada de forma tradicional con dinero público.
En el invierno se encuentra prácticamente aislado por la nieve. 
En los meses de primavera y verano regresan los aldeanos que se refugiaron más abajo en Aira da Pedra.
La Junta de Castilla y León lo declaró Bien de Interés Cultural.


Salimos de Campo de Agua y después de subir un poco más hacia un pequeño promontorio con una especie de pequeña capilla u ornacina, comenzamos a bajar por una ladera en la que no se apreciaba sendero alguno.
La primera parte estaba totalmente repleta de trozos de pizarra que con la lluvia parecían trozos de hielo.          Después de acabar con la pizarra comenzó el piorno y el brezo,  totalmente cerrado y en ocasiones bastante alto lo que dificultaba en gran manera el avance y además provocaba unas cuantas caídas.          Incluso ya en la parte final de la bajada nos encontramos con un antiguo muro de piedra, que lo tuvimos que salvar entre el brezo y los piornos y además cada uno como buenamente pudo.
Por fin, alcanzamos una pista que nos llevó al pueblo de Porcarizas.
Desde el pueblo tuvimos que subir nuevamente hasta un pequeño collado desde el cual ya comenzamos a divisar nuestro destino final: Teixeira.

Esta posiblemente ha sido la etapa más desagradable de todas debido a la lluvia constante. 
Los senderos no están nada indicados,  en algún momento tenemos indicadores de La Mirada Circular, pero en muchos desvíos o cruces no hay señales y puede resultar fácil confundirse.
Hay que prestar especial atención en el puente de madera al estar mojado y también en la bajada desde Campo del Agua hasta la pista, un poco antes de Porcarizas, debido a que los senderos no están definidos y la zona está totalmente cerrada con piorno y brezo, lo que dificulta mucho el avance.

Hemos comenzada a andar en Burbia sobre las 8 horas y 18 minutos y acabado en Teixeira sobre las 17 horas y 34 minutos.
El tiempo efectivo utilizado en el recorrido ha sido de unas 6 horas y 50 minutos a una media de 3,2 kms./hora.
El tiempo dedicado a descansos, agua, "hamaiketako", algunas fotos, etc., ha sido de unas 2 horas, aproximádamente.
El desnivel total acumulado en ascenso ha sido de 869 metros y en descenso de 721 metros.
La longitud total de la travesía ha sido de unos 21,11 kms.

Recomendable GPS y un buen "track".

En Teixeira teníamos reservada una pequeña casa rural en la que decían que únicamente era para cuatro.      Ciertamente, no hubiese cabido nadie más.
Dos habitaciones muy pequeñas, una con una sola cama grande y la otra con dos camas pequeñas.
Hubo sorteo y posteriormente "cachondeo".
Además de las habitaciones tenía una pequeña cocina, un cuarto con el frigorífico y el microondas y el baño con ducha minúscula y lavadora al lado.
Por lo menos pudimos hacer una pequeña colada y secar después todo en los diferentes radiadores.
Eso sí, tenía más aparatos de televisión que habitaciones.
De cualquier forma pudimos dormir bien y secar toda la ropa.

Nuestro punto de referencia en el pueblo era La Cantina de Teixeira que era el centro cultural del pueblo y punto de la asamblea permanente.      Su propietario nos trató muy bien e incluso nos entregó las llaves de la casa.          Una vez secos y reconfortados nos dirigimos a la cantina para tomar unas cervezas o lo que fuera y poco después nos sorprendió con una cena que consistió en:

En una palabra:      Botillo.
Todavía estamos haciendo la digestión.

La casa rural nos costó unos 100 € para cuatro personas y en cuanto a la cena, resultó muy agradable y muy asequible.
Muy bueno el vino con D.O. El Bierzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario