Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

miércoles, 15 de marzo de 2017

(20170315) Circular por la zona del río Añarbe y la central de Okillegi.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc

Zona de Uzpuru con niebla.
Carretera en punto de inicio.
Comenzamos por esta pista.
Llegamos a esta borda en donde retrocedemos para continuar por la pista.
Arizluzieta goikoa baserria.
Otra vista del caserío.
Seguimos por la pista.
Este árbol debe tener algún conflicto psicológico.
Una de las primeras "errekas" en el camino.
Una especie de fuente.
Otra vista de la fuente.
Continuamos por pista.
De vez en cuando un paso canadiense.
El camino se va cerrando por falta de uso.
Otra pequeña "erreka".
Poco a poco se va cerrando.
Otro arroyo por un lado.   Es Arroizpe erreka.
Por el otro lado, aunque sea el mismo.
Se hace evidente que hace mucho no se ha utilizado este camino.
El agua fluye por todas partes en dirección al embalse del Añarbe.
Otro más.
Y otro.
Todavía hay más.
Discurre rápido y con buen caudal.
Seguimos hacia la central de Okillegi.
Una especie de garita en una antigua entrada a un canal.
Central de Okillegi.
Puerta de entrada.
Puente que cruza el río Añarbe.
Es amplio y con buen caudal.
Otra vista del río Añarbe.
Vista del puente.
Continuamos por la ladera contraria.
No tenemos más remedio que descalzarnos para cruzar un afluente del Añarbe.
También hemos cruzado por aquí.
No hemos podido cruzar el río Añarbe por lo que retrocedemos por el mismo camino.
¡Otra vez a descalzarnos!
Conjunto de hayas trasmochos.
Llegando al punto de inicio.

El día de hoy lo hemos dedicado a dar una vuelta por zonas próximas al embalse del Añarbe.
Hemos comenzado desde la carretera GI-3631 que va desde Oiartzun hasta la finca de Artikutza y a la altura del km. 11,7 hemos aparcado los vehículos.     Es una zona denominada Uzpuru.

En este punto hay una confluencia de pistas cementadas y también había un poste indicador con los diferentes caminos, la GR-121 Vuelta a Gipuzkoa y un par de PR's más.
En la actualidad el poste está destrozado y en el suelo, con lo cual no hay indicaciones válidas.

Las nubes estaban bajas y la visibilidad escasa, pero a pesar de todo hemos comenzado a andar por la pista de la derecha en dirección a una borda.              Llegamos a la borda y vemos que por ahí no podemos continuar por lo que retrocedemos unos metros y continuamos descendiendo por la misma pista.
Pasamos al lado del "baserri Arizluzieta goikoa" y seguimos avanzando para un poco más adelante cruzar un pequeño arroyo.
Continuamos dirección Oeste y llegamos a una especie de fuente con abundante agua y una especie de cañería.                

A su lado hay un vaso que aprovechamos para beber un buen trago.
Seguimos avanzando ahora dirección Sur.              

Somos conscientes que unos metros más abajo tenemos el embalse de Añarbe, pero la densa niebla nos impide ver más allá de unos cuantos metros.
Continuamos por la misma pista pero vemos que poco a poco comienzan a salir las zarzas y las "oteas",  ya que es un camino que no está muy transitado. 

De vez en cuando debemos ir cortando y apartando zarzas. 
Es una zona en la que es muy recomendable la utilización de pantalón largo y camisa de manga larga.
Cambiamos de dirección y ahora continuamos hacia el Norte hasta que llegamos a alcanzar el arroyo Arroizpe,  que lo cruzamos y volvemos a cambiar de dirección, esta vez dirección Este.
Llegamos a otro pequeño arroyo y volvemos a cambiar de dirección, otra vez al Sur.
Continuamos descendiendo y llegamos a un pequeño caserío y la central eléctrica de Okillegi. 

Cruzamos el río Añarbe por un puente de madera al lado de la central y seguimos el curso del río con intención de volver a cruzarlo un poco más adelante para girar dirección Norte e iniciar la vuelta.
Vemos que el río Añarbe baja con importante caudal pero pensamos que más adelante encontraremos otro puente para poder cruzar.         Craso error. 
!No hay puente¡ 

Primero nos vemos obligados a vadear Burugorriko erreka, que es un afluente del Añarbe. 
Tiene bastante caudal, por lo que después de dar varias vueltas para intentar encontrar el mejor sitio de paso, nos vemos obligados a descalzarnos y vadear este arroyo para continuar el camino. 
El agua está bastante fría y las piedras del fondo hacen bastante daño al pisarlas. 
De cualquier forma lo cruzamos y seguimos para buscar el puente. 
Al final nos damos cuenta que no hay puente y que el río Añarbe baja con un caudal importante.
Tomamos la sabia decisión de volver atrás y cruzarlo por la zona de la central eléctrica, es decir, por el puente. 
Tenemos que volver a cruzar el arroyo y, por tanto, tenemos que volver a descalzarnos. 
Volvemos por nuestros pasos hasta la central y allí cruzamos el Añarbe por el puente de madera. 

Comenzamos a subir la fuerte pendiente que a la bajada nos ha parecido una tontería y volvemos a la zona en dónde hemos estado unos minutos comiendo algo de frutos secos y bebiendo algo de agua. 
En este punto tomamos la pista de la derecha y continuamos ascendiendo para pasar al lado del caserío Goroskarte y poco a poco y en continua pendiente,  llegar al punto de inicio.

No hemos podido hacer todo lo que pretendíamos, debido al fuerte caudal del río Añarbe, pero bueno, al final hemos podido dar una vuelta lo suficientemente agradable como para que haya merecido la pena.

Una vez en el lugar de inicio nos ponemos cómodos y como tenemos tiempo decidimos trasladarnos a comer al barrio de Ugaldetxo.

Sin perder mucho tiempo llegamos al "jatetxe" y después de un pequeño "aperitive" entre ocas y gansos, nos sentamos a la mesa para disfrutar de lo siguiente:
- Como primeros hemos tenido de todo:
- Ensaladilla rusa, ensalada mixta, coliflor con refrito y espárragos con jamón.
Todo rico y suficiente.
Como segundos hemos tenido chuleta de viejo, costilla de ternera y lasaña de verduras.
A juzgar por cómo han quedado los platos, todo debía estar bueno.
Como postres la mayoría ha optado por "gâteau basque" y otros por cuajada.
Cafés y los consabidos "digestive" para culminar una bonita jornada.
Para regar la comida anterior nos han servido un tinto joven a temperatura ambiente  (!sorpresa¡)  que era de Fuente del Maestre (Badajoz).
Sin perder tiempo hemos solicitado una botella de litro de "gure gaxeosie".      
Afortunadamente la sangre no ha llegado al río y hemos conseguido sobreponernos al afamado vino, para conseguir volver indemnes a nuestros respectivos puntos de origen.

Durante el recorrido hemos tenido varios temas de conversación y entre ellos cabe destacar dos por su importancia:
 El tema de la evolución biológica de la procesionaria y el origen y significado etimológico del nombre del barrio de Egia, en Donostia.

La Procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares mediterráneos. 
Debe su nombre de "Procesionaria" a que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión.
Especie: Thaumetopoea pityocampa Schiff.
La Procesionaria del pino produce importantes daños, especialmente en pinos, aunque también ataca a cedros y abetos.

Ciclo biológico
En verano aparecen las mariposas de Procesionarias del pino; se aparean y la hembra pone los huevos en las acículas de los árboles (así se llaman las hojas de las coníferas). 
Las orugas nacen a los 30 ó 40 días de la puesta, es decir, entre mediados de septiembre y mediados de octubre (Hemisferio Norte).
Las orugas construyen nidos o bolsones de seda que les sirven de refugio para pasar los fríos del invierno.
Cuando llega la primavera, o finalizando el invierno (desde febrero a primeros de abril), las orugas descienden en fila al suelo, de ahí el nombre de Procesionaria; se entierran y crisalidan dentro de un capullo.
De las crisálidas surgen en verano las mariposas que se aparearán dando comienzo a un nuevo ciclo.

Daños

Pérdida de acículas
Las orugas se alimentan en invierno de las acículas de pinos y cedros, provocando que éstas se sequen y caigan.
El daño más importante lo hacen desde el final del invierno hasta mitad de primavera, cuando las orugas son más grandes y voraces.
La defoliación rara vez produce la muerte de los pinos pero los debilita en gran medida, facilitando el ataque posterior de otras plagas. Los pinos pequeños sí se pueden secar.
En jardines, perjudica el aspecto estético.

Otro daño importante son las urticarias y alergias en personas y animales domésticos.
Las orugas están recubiertas por unos pelillos urticantes que se dispersan y flotan en el aire, produciendo irritación en piel, ojos y nariz.


Con respecto al barrio de Egia y tal y como Xanti ha comentado, el término Egia = Hegi,     puede ser ladera, esquina, orilla, pendiente, etc.
Ladera se traduce como:  Hegal, mendi hegal, hegi, mendi hegi, etc.
Tiene sentido en función de la situación del barrio.


Egia debe su nombre al caserío así llamado existente en la zona. 
Este terreno fue ocupándose por caseríos, cuyos habitantes cuidaban de las huertas cercanas, casi siempre de su propiedad y atendían a las necesidades de los donostiarras en los distintos mercados de la ciudad. 
Algunos caseríos como Polloe-Enea, Konkorrenea, Aldakonea, Aldapa, Mundaiz, Alkolea, etc. legaron sus nombres al cementerio así como a diferentes calles. 
Así pues, el barrio hasta el primer tercio del siglo XX estaba dedicado principalmente a la agricultura.


El recorrido no tiene mayor dificultad salvo el paso del río. En otras circunstancias y con menos caudal de agua, será bastante más fácil cruzarlo.
Hay muy pocas marcas en los caminos y nos cruzamos con muchas pistas por lo que se hace necesario la utilización de GPS con un buen "track". 


Hemos comenzado a andar en el km. 11,7 de la carretera GI-3631 sobre las 8 horas y 9 minutos y terminado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 4 minutos.
El tiempo efectivo utilizado en el recorrido ha sido de unas 4 horas a una media de 3 kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, agua, "hamaiketako", etc., ha sido de unos 50 minutos.
El desnivel total acumulado, tanto en ascenso como en descenso es de unos 600 metros.
La longitud total del recorrido es de unos 13 kms.

Para llegar al punto de inicio hemos tomado la N-I hasta la desviación hacia Oiartzun y después la GI-3631 hasta el punto de destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada