Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

(20171213) Circular Billabona-Alkiza-Larraul-Asteasu-Billabona.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc



Preparación en la misma estación antes de iniciar el recorrido.
Atravesamos el túnel de las vías del tren.
Empezamos por cómoda pista cementada.
Vemos bastante nieve por la zona del macizo de Ernio.
Por la zona de Aralar se aprecia más nieve.      En primer plano Txindoki.
Muga Ranch, escuela de equitación estilo "western".
Muga Ranch.
Se encuentra en una zona de confluencia de cuatro municipios.
Nos encontramos con una antigua calera.
Otra vista de la calera.
Asamblea de tertulianos para debatir sobre las implicaciones del 155.
Pequeña cascada en el camino.
Una perspectiva un poco más lejana.
Otra calera más.
Aginazpi baserria.
Aginazpi.
Postes indicadores.    Seguimos dirección Alkiza por la SL-GI-6 llamado Recorrido de Aginaga.
¿Confraternización?
Seguimos por una especie de calzada antigua.
Panorama sobre la zona nevada.
Cambiamos el tipo de terreno.
Llegamos al pequeño collado de Bi Pagota.
Parte de la zona del collado.
Las hayas que dan nombre al collado.
Panorama.
Ahora sobre Aralar.
Abajo podemos ver Alkiza.
Aprovechamos para llegar a esta loma con el vértice geodésico.      Unos dicen que es Txurro pero de acuerdo con algunos mapas Txurro está al otro lado.
Vértice geodésico.
Otra panorámica.
Esta es la parte indicada en algunos mapas como Txurro.
Esta vez no estamos por la labor de saltar la alambrada.
Macizo de Ernio y Alkiza en la zona baja.
Alkiza.
Plaza principal.
Salimos de Alkiza dirección Larraul.
Nos desviamos por el camino de la izquierda.
Zona de desvío.
En el fondo del valle cruzamos el arroyo Arraia.
Puente.
El arroyo Arraia.
Intentando liberar el camino del obstáculo.
Larraul.
Iglesia de Larraul.
Plaza principal.
Curiosas esculturas en madera.      Corresponden a las diferentes aves que son habituales en los cielos de Larraul, tales como:    Abubilla, lavandera, chochín, petirrojo, picapinos, halcón y carbonero.
Otra curiosa escultura.
La zona de Elizmendi de Asteasu.
Llegando a Asteasu.
Asteasu.
Tomamos este camino que baja en fuerte pendiente.
Además está bastante resbaladiza.
Asteasu.
Asteasu.
Enlazamos con el "bidegorri" que nos llevará hasta el punto de inicio.
Cerca de Billabona pasamos al lado de este antiguo, bonito y restaurado molino.
Entrada de agua.
Las entradas.
El canal.
Casa del molino.

Para el día de hoy teníamos más propuestas pero al final hemos decidido optar por ésta.
Después de sopesar los pros y los contras,  hemos llegado a la conclusión que eramos capaces de sobrellevar todas las inclemencias de la meteorología, como por ejemplo:
Las lluvias, los vientos huracanados, las borrascas, las tempestades, ciclogénesis explosivas e incluso el anticiclón de las Azores, que aunque no sea muy maléfico hay que tenerlo en cuenta, ya que hay zonas que todavía están muy secas.
Al final, 6 intrépidos aventureros, sin miedo a lo inesperado, hemos iniciado esta odisea.

Después de llegar a la estación de tren de Billabona, equiparnos y abrigarnos convenientemente,  nos dirigimos dirección Irura para a los pocos metros girar a la derecha y atravesar un túnel sobre las vías del tren, para comenzar a subir en dirección a Alkiza.

Pasamos al lado del famoso Muga Ranch, que es una escuela de equitación pero al estilo "western".       En esta misma zona nos encontramos con un punto en el que confluyen cuatro municipios, Anoeta, Asteasu, Zizurkil y Billabona.            Existe una especie de lápida que refleja este acontecimiento.
Continuamos avanzando por cómoda pista y pasamos al lado de una antigua calera, poco después por una pequeña cascada y un poco más tarde por otra calera y así llegamos al caserío Agiñazpi.
Un poco más adelante giramos 180 grados y poco después a unos postes indicadores que dicen Alkiza y Anoeta. 

Seguimos dirección Alkiza y llegamos al pequeño collado de Bi Pagota.
Un poco más adelante subimos a una pequeña loma con un vértice geodésico que parece ser pertenece al monte Txurro y después volvemos al lado contrario para volver a subir hacia lo que está indicado en algunos mapas como monte Txurro.
Continuamos avanzando y poco antes de llegar al pueblo de Alkiza pasamos al lado de la ermita de Santiago.
Una vez en Alkiza aprovechamos la zona cercana a la iglesia para pararnos unos minutos y beber algo de agua y comer fruta y también frutos secos, a la vez que observamos como los niños de la ikastola cantan villancicos. 


ALKIZA
No se tiene noticia de la primera fundación o población de esta villa.  
La memoria más antigua de su existencia es la de su agregación a la vecindad de la villa de Tolosa, verificada en unión de Asteasu y Aduna por medio de la escritura de concordia otorgada a 23 de marzo de 1386.          Esto hace ver que su territorio se hallaba poblado de tiempos muy anteriores.
Este pueblo fue una de las aldeas que litigaron con Tolosa, cabeza de su jurisdicción, desde el año de 1435 en adelante sobre el pago de contribuciones tocantes a la misma villa. 
Su mal éxito fue sin duda la causa de haberse agregado a la vecindad de San Sebastián hacia 1450. Tolosa y San Sebastián tuvieron con este motivo algunas desavenencias sobre la posesión de Alquiza, al mismo tiempo que sobre la de Andoain y Aduna, que estaban en idéntico caso.
En 1860, con arreglo a la ley general del reino, su corporación municipal constaba de un alcalde, un teniente de alcalde y cuatro regidores. 
Esta villa y la de Anoeta formaron en el año 1742 una unión bajo la denominación de Ainsu para la concurrencia a las juntas generales y particulares de la provincia y otros fines de interés común. 
En 1815 se les agregó la de Hernialde, y constituyeron entre las tres nueva unión con el nombre de Ainsuberreluz. 

Giramos totalmente en dirección Norte y comenzamos a descender hacia el arroyo Arraia el cual lo cruzamos por un puente bastante antiguo.        Una vez cruzado el arroyo nos toca comenzar a subir en dirección al pueblo de Larraul.

LARRAUL
Desde sus orígenes, Larraul -junto con Asteasu- ha formado parte de la Alcaldía Mayor de Aiztondo.         Todos los términos y montes eran comunes.        Su alcalde se encontraba en la actual Asteasu, desde donde ejercía sus funciones. 
A la hora de delimitar gastos y beneficios, Larraul aportaba una cuarta parte y Asteasu tres cuartas.
En el año 1766, divergencias surgidas entre las dos poblaciones, provocan la separación de Larraul, aunque no fue hasta 1840 cuando Larraul pudo contar con alcalde y ayuntamiento propio. Ahora bien, para la asistencia a Juntas Generales y particulares de la provincia, Larraul continua perteneciendo a la actual Unión de Aiztondo.


Llegamos a Larraul y comenzamos a descender en dirección a Asteasu. 

ASTEASU
No hay noticias acerca de la primera fundación de esta villa cuya gran antigüedad es, no obstante, indudable. Que existía en el año 1203 parece comprobarse por medio del sello de la alcaldía mayor de Aiztondo, de que hace mención en el artículo referente a ésta.
Se agregó a la vecindad de la villa de Tolosa a la vez que Aduna y Alquiza mediante escritura de concordia celebrada el 23 de marzo de 1386, cuyas condiciones quedan explicadas en las descripciones de estos últimos dos pueblos.         Se ignora la época en que Asteasu se separó de la vecindad de Tolosa, pero según conjeturas más fundadas, debió ser a los pocos años de su anexión a dicha villa.
Como detalle curioso de la historia de Asteasu es de destacar que fue éste el último lugar donde fue visto el famoso cura Santa Cruz antes de marchar al exilio. 

Aquí y sin entrar al centro del pueblo enlazamos con el carril bici y a través del mismo y de forma paralela a la carretera GI-2631, llegamos a Billabona a una zona próxima a la estación de tren, no sin antes haber pasado por un antiguo y bonito molino. 
Ya en un punto cercano a la estación de tren nos metemos en un "jatetxe" con intención de comer algo antes de coger el tren para volver a nuestros puntos de origen.
Después de lavarnos un poco, ponernos cómodos y sentarnos alrededor de una confortable mesa, nos damos un premio con un poco de "chardonnay" navarro.
Poco después comienzan a servirnos aquello que hemos solicitado:
-Alubias rojas con sacramentos, ensaladas mixtas y patatas a la riojana.
Todo parece estar perfecto ya que no ha sobrado nada.
-Como segundos todos hemos optado por un secreto ibérico con una salsa un tanto especial.
El plato estaba muy bien presentado pero el problema ha sido que estaba bastante templado, tendiendo a frío.      Una lástima, ya que prometía.
Postres diversos con el calificativo de "caseros", cafés y varios "digestives".
Todo lo anterior perfectamente regado con un tinto joven navarro al que no ha hecho mucha falta la mezcla con "gure gaxeosie".
Una pequeña sobremesa y nos hemos puesto en marcha para tomar el próximo tren dirección Donostia.


Hemos comenzado a andar sobre las 8 horas y 35 minutos y acabado en el mismo sitio sobre las 13 horas y 32 minutos.
El tiempo efectivo empleado en el recorrido ha sido de unas 4 horas y 26 minutos a una media de 3,6 kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, agua, descansos, "hamaiketako", etc., ha sido de unos 31 minutos.
El desnivel total acumulado tanto en ascenso como en descenso ha sido de unos 480 metros.
La longitud total del recorrido ha sido de unos 15,4 kms.


El recorrido no tiene ninguna dificultad, la mayor parte del camino se realiza por pistas o cementadas o forestales y en la parte que no existen pistas el sendero es amplio y cómodo. Utilizamos varios caminos marcados como PR y otros como SL, pero las marcas no son muy buenas y tampoco abundan y sí es cierto que tenemos muchos cruces y desvíos en todo el recorrido, por lo que se hace necesario la utilización de GPS con un buen "track".

Para llegar al punto de inicio hemos cogido el tren de cercanías hasta Billabona-Zizurkil y a la vuelta hemos optado por el mismo medio.