Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

martes, 19 de junio de 2012

(20120619) Tablada-Cabeza Lijar-Pico Abantos-El Escorial.

Para descarga y detalles del track haga clic en el icono de inicio.
La primera fuente en un día totalmente nublado.
El camino es bonito y debe de tener buenas vistas.
Estos estaban contentos.
Las rocas nos persiguen.
Llegando a Cabeza Lijar.
Es una zona de fortificaciones de la guerra civil.
Foto de familia en el mirador de Cabeza Lijar.      Las vistas deben de ser muy bonitas.
Bunker reconstruido.
Refugio Salamanca.
Como mucho podíamos divisar algo a unos 20 metros.
Un poco de naturaleza.
Otro poco más, en este caso la flor de la jara.
Persiste la niebla.
Necesidad de orientarse.
Comenzamos a ver el muro de piedra que limita la finca del Valle de los Caídos.
Un mojón con el escudo moderno de la comunidad de Madrid.
Otro refugio libre y bastante en precario.
Indicadores en el mismo refugio.
Naturaleza un poco muerta.
Seguimos subiendo y bajando.
Vértice de San Juan.
Una puerta de acceso a la finca del Valle de los Caídos.
Restos de viejas fortificaciones.
Llegando al Pico de Abantos.
Zona de antenas.
Estas tampoco están muy contentas.
Foto de familia en el Pico de Abantos.      Dicen que desde aquí se ve una panorámica impresionante de El Escorial.
Cruz del Avantar.
Otra fuente más.
Alineación pinícola.
Jara pringosa.
Llegando a El Escorial.
Monasterio de El Escorial.


Nos levantamos temprano y no tuvimos desayuno, por lo que después de dejar las llaves de la habitación detrás de un gran tiesto e intentar andar en silencio para no despertar a los propietarios de la pensión, a los pocos minutos el que suscribe se da cuenta que le faltaba la "máquina de retratar".        Después de agitar las neuronas durante un minuto, hacer memoria, repasar el día anterior, etc., etc., se da cuenta que se ha olvidado la citada máquina dentro del 4 x 4 del dueño de la pensión.         Se dirige al coche y verifica que es cierto.         Después de haber andado de puntillas durante más de media hora, cojo el teléfono y le llamo al dueño del coche.     Se pone su mujer (la de las chancletas) y le explico la situación y le pido mil perdones.       A los pocos minutos baja el dueño en pantalón de pijama, abre el coche y recojo la máquina a la vez que le doy las gracias y le pido mil disculpas.
En el fondo y aunque no lo hice a propósito, me alegré de haber despertado a la "maruja" que nos echó la cena a las 22,30 horas y de mala manera.              !Una por otra¡       !Toma "chancleta"¡
Con todas las máquinas en ristre, las cantimploras llenas y el estómago vacío, comenzamos a subir una buena cuesta que nos llevaría a enlazar con la GR-10 en el Camino del Vía Crucis (nunca mejor dicho).
Una vez en el sendero, con una niebla importante y con riesgo de lluvia comenzamos la última etapa que en un primer lugar nos condujo a la cota más alta del día:   Cabeza Lijar.
Zona que ha sido utilizada para la construcción de fortificaciones durante la guerra civil, ya que parece ser que en esta zona se dieron las del "pulpo".           La zona de este monte debía ser un centro de mando importante ya que estaba construido con detalle.
Desde allí y siguiendo por la GR-10 que discurre por la línea que delimita las provincias, vamos pasando por el Cerro de Salamanca y su refugio, después de otro refugio más y luego nos encontramos con un gran muro de piedra que es la separación de la finca del Valle de los Caídos.       Pasamos por la zona de Cuelgamuros y posiblemente pudiésemos haber visto la gran cruz pero con la niebla que había, bastante teníamos con ver lo que teníamos delante de nuestras narices.
Pasamos por el vértice geodésico de San Juan y después llegamos al Pico de Abantos.      Los lugareños dicen que son las mejores vistas de El Escorial.      Debe de ser verdad porque a mí también me han dicho lo mismo.         Comenzamos a bajar siguiendo la GR-10 que en este caso también se llama Camino de Abantos y después de bajar un desnivel de unos 600 metros, conseguimos llegar al pueblo de El Escorial.
Lo primero y antes de las "birras" es encontrar alojamiento.     Sin dudarlo vamos a una oficina de turismo y una amable chica nos da todo tipo de explicaciones y nos recomienda un par de hoteles de buen precio.    Nos dirigimos al más cercano y nos ofrecen una habitación triple con baño y un precio muy razonable.    Nos piden abonar el importe de la habitación en el momento y antes de haberla visto, por lo que le pedimos que primero la vemos y luego le pagamos.     Nos satisface y llegamos a un acuerdo.
Después de las duchas de rigor, las "birras" y demás damos una vuelta por el pueblo y visitamos el monasterio y sus jardines, ya que el día siguiente es miércoles y por la tarde la entrada es gratis.
!La "pela" es la "pela"¡        El día siguiente aprovechamos la mañana para visitar el Valle de los Caídos y por la tarde el Monasterio de El Escorial, pero eso es otra historia.


Comenzamos a andar desde el pueblo de Tablada sobre las 7,15 horas y terminamos en el centro de El Escorial sobre las 16 horas.
El tiempo efectivo dedicado a la travesía ha sido de unas 6 horas y 45 minutos a una media de 3,2 kms./hora.
El tiempo dedicado a descansos, fotos, "hamaiketako", almuerzo, etc., ha sido de unas 2 horas.
El desnivel acumulado en ascenso ha sido de unos 965 metros y en descenso de 1.220 metros.
La longitud total de la travesía ha sido de unos 21,3 kms.

No hay comentarios:

Publicar un comentario